24.1.06

No deje que otros decidan por usted

Falta menos mes para que escojamos un nuevo presidente en Costa Rica. Hay varias opciones, unas buenas, otras regulares y otras pésimas.

En estos días que en hora pico prácticamente dan un “Campo pagado” de algún partido político cada anuncio de por medio. Anuncios feos, otros muy bonitos, otros muy creativos, algunos ni siquiera tuvieron un mínimo de creatividad para hacerlo. Unos por la presidencia, otros por ser diputados y otros por ser tomados en cuenta.

En realidad desde pequeño me encanta la política y más aún las elecciones presidenciales.

La primera campaña política que recuerdo fue cuando tenía cinco años en 1986 cuando quedó electo Oscar Arias y recuerdo que no dejaba de ver el televisor y hasta aguante a altas horas de la noche para ver quien había quedado presidente.

Desde pequeño mis papás me enseñaron lo importante que es ir a votar y siempre quise hacerlo, pero por haber nacido en el 1981 por un año no pude botar en las elecciones del 98 y tuve que esperarme hasta las pasadas en el 2002.

Por estas razones siempre he visto la importancia de salir a votar, tanto como derecho y como deber de todos los ciudadanos costarricenses.

No voy a negar que me molesta escuchar a las personas decir: “yo no voy a votar”. Siempre he pensado que las personas que no votan, no tienen el derecho a reclamar absolutamente nada sobre el gobierno, porque al no votar esta aceptando lo que sea y no tiene el derecho a decir nada.

Tenemos que ser concientes que no es cuestión de no votar porque no esta de acuerdo con ninguno de los candidatos, pero bien, entre las opciones tenemos también el voto nulo o el voto en blanco.

En muchos lugares no existe la oportunidad de elegir nuestro presidente y por lo menos en nuestro país tenemos mucha seguridad de que las elecciones no están manipuladas (eso espero).

Es un derecho que no todos tienen que nosotros si disfrutamos y muchos lucharon porque nosotros el día de hoy lo tengamos y principalmente las mujeres las cuales muchos y muchas lucharon más para que ellas también tuvieran este derecho.

Por eso, creo en esta frase y no porque sea seguidor del PAC sino porque creo en ella “Salí a votar” o mejor aún: “No deje que otros decidan por usted”.


6 comentarios:

Jaqui dijo...

Soy de la misma opinión que vos.Máxime al ser parte de una democracia representativa, donde el voto se convierte en la única forma de expresarse por parte de la sociedad.

Humo en tus ojos dijo...

Yo también pienso que hay que hacerlo... sin embargo hoy pensé algo que quizás no es taaaaan descabellado ni tan anárquico como puede sonar... Agregar una casilla para los que no están convencidos por ninguno de los candidatos. No es lo mismo que votar en blanco. No es lo mismo que votar nulo. No es lo mismo que no ir a votar. Es la manifestación de otro criterio. Si en algún momento 'ganaran' los que marcan esta opción... alguna alternativa habría que proponer ¿o no? ¿vamos a negar que no estar convencido no puede ser nunca una opción políticamente correcta?

Ana dijo...

Yo tengo la leve impresión de que la frase no es así, pero bueno! =P
Estoy de acuerdo con vos y a pesar de que sabés que no soy muy amiga de Ottón, la frase que usa me parece de las mejores que hay en las campañas.

noaltlc.com dijo...

Mi idea es agregar una casilla en blanco con opción a colocar nombre completo y número de cédula de cualquier persona que uno piense que podría ser electo...

Sil dijo...

Totalmente de acuerdo, hay que votar. Pero la solución para los indecisos o para los que no quieren votar por los candidatos que llegaron a la papeleta no está en ponerle una casilla en blanco. Si no en que si están en desacuerdo pues que se pongan las pilas y voten desde las distritales donde tienen el chance de decidir antes de que las papeletas se conformen...o si quieren ir más allá podrían meterse un poquito con quien vean representada su forma de pensar y pues tratar de incidir un poco más en las decisiones.

jaguar del Platanar dijo...

Pienso que la mayoría de ciudadanos no sabe el poder del voto. Por eso lo regalan a la primer promesa que escuchan o por el candidato que más aparece en la tele o radio.

Mucha gente cae en el juego de la publicidad. El voto es una mercancía que los candidatos quieren obtener a cambio de "compromisos" que nunca cumplen.

Si la gente escuchara con atención las ideas sabría como elegir. Pero hoy, van a las urnas como el ganado al matadero.

Lo peor es que los medios de prensa, en vez de cumplir un papel informativo, sirven como mercaderes de sueños inalcanzables.

La democracia en CR es un concepto que debe ser revisado, especialmente la deuda política que es una herramienta de discriminación de ideas y que favorece a los de siempre.