9.11.04

Chirripó, la historia (como me dicen, ¿informe 11?)

Bueno, acá empieza la historia. Aún sin fotos porque hasta hoy me dan los negativos y luego me encargaré de escanearlos para así poder publicar las fotos que tanto piden (por cierto, no se que tan buenas quedaron ya que había mucha neblina), el post va a quedar un poco largo, así que me imagino que el Mal Portado no lo va a leer.

El jueves después de unos cuantos atrasos llegamos al hotel donde nos íbamos a quedar para subir el cerro el día siguiente.

A las 4:30 a.m. del viernes empezaron los pasos rumbo a Chirripó, y nos esperaban aproximadamente 8 horas y 14 kilómetros de caminata.

Empezamos los 4 miembros del "Grupo Chirripó", Aimee, Diana, Michael y su servidor a caminar y en los primeros 2 kilómetros empezamos a separarnos en grupos de dos.

Cada lugar tenía leyendas particulares, nombres referentes a la situación de la caminata, muy cómicos y en ocasiones inspiradores. Entre ellos encontramos un trozo de una de las más famosas poesías de Machado (la cual me encanta): "Caminante son tu huellas el camino y nada más, caminante no hay camino, se hace camino al andar", u otro muy cómico que decía algo así (por eso le tomé foto porque me dio mucha gracia y sabía que no me iba a recordar bien como era): "Ya los pasos son lentos y cansados, en este momento lo único que queda es la fuerza de voluntad", bastante inspirador diría yo, hasta había un lugar que se llama "El monte sin fe".

En fin, pasaban los kilómetros mientras tomaba fotografías y hablaba con Michael, mientras poco a poco lo dejaba atrás.

Ya para ese momento habíamos caminado 12 kilómetros cuando me encontré la famosa "Cuesta de los arrepentidos" y sinceramente merece ese nombre; muchos se han devuelto a falta de kilómetro y medio para llegar al refugio, y creo que eso fue lo más difícil de toda la caminata. Esos 1.5 Km. fueron agotadores e interminables, hasta ese momento empecé a sentir que mis piernas iban a explotar y mi corazón latía en todo mi cuerpo.

En un momento tuve que detenerme cerrar los ojos y respirar tranquilo, porque era totalmente agotadora esa cuesta, subir, subir, subir... hasta que un tipo atrás mío pegó un grito y me asusto de una forma increíble, pero para ese momento ya me sentía mejor, tome un poco de hidratante y a seguir caminando.

Luego de unos cuantos minutos ya estaba en el Refugio y me di cuenta que eran las 11:30 a.m., eso significa que había subido en 6 horas, bastante rápido para una persona que sube por primera ves, según me contaban las personas de allí (ja, ja)...

A los 30 minutos llegó Michael y a las dos horas y media llegaron Aimee y Diana, un poco molestas (y con toda razón) por dejarlas botadas, aunque pensándolo bien habíamos quedado en que no íbamos a esperar a nadie, pero en fin... Aimee no merecía que la dejara botada.

Michael hizo algo de comer y yo me fui a bañar, fue de lo peor... ahí prácticamente salen cubitos de hielo, era insoportable bañarse, así que duré poco y salí muerto del frio, mis pies estaban totalmente entumidos, pero cuando estaba afuera ya casi no sentía mucho frio. Lo bueno de bañarme (algo que casi nadie hace ahí arriba, es más lo extranjeros olían horrible, como diría Michael: "a culo") es que ya no estaba sudado y me sentía fresco, pero fatal.

Desde que llegué todo estaba totalmente nublado, así que no se podía ver nada y a los minutos empezó a llover montones. así que decidimos irnos a acostar un rato y descansar la caminada. Algo curioso de ese lugar, me imagino que es por la altura, es que da mucho sueño, así que muchas veces estábamos dormidos.

En la noche hablamos con un grupo de gente y planeamos subir a la punta del cerro a las 3:00 a.m. para ver el amanecer.

Al final nos fuimos como a las 3:30 caminando rapidísimo pero no llegamos a tiempo. Cuando nos acercábamos al final ya el sol había salido hace 15 minutos. En realidad eso fue lo mejor, porque el último trayecto es demasiado difícil, piedras flojas y prácticamente hay que escalarlo.

La punta del cerro es un lugar increíble, una vista impresionante. La madre naturaleza nos despejó gran parte del lugar y logramos ver desde allí el Océano Atlántico, pero del lado del Pacifico estaba nublado.

Lagunas, cerros, parte de Pérez Zeledón, prácticamente, según un libro que leí, desde allí se ve prácticamente el 50% de Costa Rica. Una vista increíble (cuando ponga las fotos se darán cuenta de lo que hablo).

Fue genial, luego de tantos años de espera ya ¡estaba allí! fue lo mejor de todo.

Desde ahí aprovechamos y vimos la Laguna Chirripó (una laguna grande en un valle hermoso), las Lagunas Morrenas (10 lagunas que están a la par y forman un paisaje increíble; se dice que allí es donde llegan los Ovni´s, ya que el Chirripó también es famoso por eso) y otros cerros cercanos al lugar.

Luego pasamos por el Valle de los Conejos (lugar donde los coyotes defecan, y como comen conejos, se ven las partes del conejo como pelos y huesos) y fuimos al Lago Ditkevi, este es de lo más bonito y místico ya que al frente se encuentra una montaña que parece pirámide que se refleja perfectamente en el lago formando un rombo, genial (no hay foto porque cuando llegué abajo ya se había nublado) y según me cuentan en ese lugar llegan a iniciar en el mes de febrero a varios caciques de aldeas aborígenes de Centroamérica y Suramérica.

Luego de almorzar en el lugar el clima nos hizo devolvernos al Refugio, no sin antes aprovechar otros lugares que quedaban de camino como lagos no tan grandes y un río que tenía una caída de agua lindísima, además de re-fria.

Llegamos a dormir nuevamente y a eso de las cuatro de la tarde desperté para ver que Los Crestones totalmente despejados, este era uno de los lugares que tenía más ganas de conocer, así que entre corriendo saque la cámara y tomé fotos y decidí subirlos a esa hora con Michael.

Estando arriba comprobé todo lo que me había dicho mi amiga Johanna, ese lugar tiene una energía increíble, una paz que te llega a todo el cuerpo y te hace quedarte sentado, sentir y respirar todo esa energía que brotaba de esas enormes piedras.

Lo peor de todo era que nos teníamos que devolvernos al día siguiente. Aunque extrañaba una almohada y comida decente, el lugar es simplemente increíble y quedé deseoso de conocer más, ya que el tiempo no daba para ir a conocer todo el parque, será en la proxima.

Al día siguiente empezamos a bajar y Aimee se lastimó la rodilla, así que bajamos lento porque la pobre con costos podía caminar, pero hay que conocerla para saber que es una mujer sumamente valiente y a pesar del dolor caminaba rápido para que no nos agarrara la noche (seguro yo me hubiera quedado llorando en media montaña del dolor).

Para matar el rato de caminata nos a cantar y Michael y yo contamos los famosos chistes de Cara de Zapato, La mujer de las bolas de ping pong, Luis Miguel, Los Goglobitos pero realizando una convinaicon de todos para hacerlo más gracioso y Aimee termino contando el de "La carta a Satanás" y el de "Tijerillas, Tijerillas" un cagadon de risa ya que estos chistes son sumamente malos, pero largos, tanto así que la persona se molesta de tanto esperar para nada y al final se terminan riendo de lo estúpidos que son... jajaja...

Llegamos como a las 6 de la tarde y empezó el viaje de vuelta, un poco tristes de haber dejado un lugar increíble atrás, pero felices de ir a descansar a nuestra casa.

Sinceramente ya el Volcán Poás pasó al segundo lugar y el Cerro Chirrpó es ahora mi parque preferido. Se los recomiendo, tienen que ir, no es solo verlo sino sentir la mística y energía que hay en el lugar es simplemente asombroso.

Por el momento los dejo y luego pondré todas las fotografías. Veamos si Mal Portado llegó hasta el final del post.

7 comentarios:

Caro dijo...

Ya me dieron ganas de ir!! Que dicha que todo salió bien, espero las fotos!!

Carola dijo...

Yo silo leí todito...que bueno que estuvo, me mata la envidia! Un abrazo, me laegro muchísimo que la pasaras bien.

Malportado dijo...

Mae damian... jajaj me extraña... lo leí todo, si llegue al final. Tenés madera de escritor mae, que bueno estuvo la vuelta, eso si me quedé como tonto porque no me sé los chiles de cara de zapato... cuales son esos??? jajaja pero el nombre da risa...

Puña mae aqui estoy perdiendo la pereza que me da cuando veo post grandes... jejej tuanix

analu dijo...

Yo lo leí completito y pude haber leído más... ¡como muero por conocer ese lugar por Dios!
Espero con ansiedad las fotos... aunque pór ahí tengo unas que le robé a una amiga de cuando ella fué.

Cool!

Anónimo dijo...

Tengo q confesar q no la terminé de leer... Necesito ver la foto para motivarme con una lectura taaaaaaaaan larga, pero sí pasé a saludarte!!! FOTO! FOTO! FOTO!

CAOS
http://manyufung.com

Anónimo dijo...

hahaha bueh yo no lo leí todo, pa que si estuve ahí, pero 1. no voy a hablar de lo que pasó el día que subimos. 2. gracias por todos los cumplidos, pero no es para tanto. 3. lo 2° no compensa lo 1°, pero bueno dejemolo ahi! hahahaha tranquilooo

PAME dijo...

Que exito es ese viaje!!!
Yo tambien senti esa energia en los crestones es un lugar increible donde se purifica el alma!!!!!