26.6.05

Chao, chao TecApro

Mi salida de mi antiguo trabajo el miércoles pasado fue fatal… sinceramente tuve que aguantarme las lágrimas mientras me iba despidiendo de mis compañeros de trabajo.

Palabra de apoyo, bromas, abrazos, besos, etc fue lo que iba recibiendo en el camino… fui fuerte y no lloré –yo ni me imaginaba que me iba a sentir así, no me pasó por la cabeza antes- luego fui a mi oficina a recoger todo lo mío, mientras enviaba un pequeño correo que tenía preparado para muchas personas antes de irme.

Luego de salir de edificio, el camino hasta la parada de autobuses fue horrible… ahí si sentía que se me salían las lagrimas por mas que intentaba retenerlas jaja y en eso hablé por celular con uno de mis jefes y la voz me temblaba y él me agradeció por tantos años en la empresa.

En fin, me sentí mal durante un buen rato, pero luego todo fueron recuerdos y continuar adelante.

El viernes fue mi fiesta de despedida de parte de mis ex-compañeros y estuvo genial. A pesar de que estaba lloviendo estilo diluvio estaban casi todos mis compañeros mas queridos, otros se ausentaron por asuntos personales, pero todo estuvo genial…

Lo mejor fue cuando un compañero se creía Luis Miguel jajaja fue genial, y luego empezó a interpretar a Mónica Naranjo, con dramatización de por medio. Llegué a un punto que me dolía el estomago de tanto que me reí, fue demasiado divertido.

Mañana empezaré en mi nuevo trabajo y a empezar a experimentar cosas nuevas.

4 comentarios:

amalia dijo...

Cuando uno sale del trabajo en su último día por lo general se le olvidan las cosas feas que pasaron, después se acuerda, pero preferimos quedarnos solo con los buenos recuerdos.

Suerte con lo que venga!

yuré dijo...

Yo diría que has encontrado una posible ocupación maravillosa: Los lunes comienzas en un trabajo nuevo, los viernes renuncias, te hacen fiesta de despedida y a la semana siguiente vuelves con esta estrategia ad infinitum. Claro, sufrirías un poquito con eso de la tristeza a tu lado hasta la parada del autobús, pero esto ya serían gajes del oficio.//Suerte en tu nuevo empleo.

: Cervantes : dijo...

Suerte en tu nuevo trabajo!!

Que todo sea para bien.

Je!
Yo deje un comment en un post de el año pasado, donde hablas de la malagueña salerosa, je! no me había fijado que era pasado.

Cuidate.
Bytes.

medea dijo...

Y como va el nuevo brete?