13.11.06

de Heredia a San José....

Ya terminé el curso de dirección audiovisual el cual me gustó bastante. Parece que la segunda ficción que produzco en mi vida no salió tan mal, lo único es que lo tengo que reeditar ya que lo edité súper rápido y no cuide detalles. Pero bueno, prometo subir el resultado final por la web.

Aún sigo en la búsqueda de trabajo y han salido varias posibilidades muy interesantes, espero ya para esta semana tener buenas noticias con respecto a la situación laboral.

Hoy en el bus me pasó algo muy interesante, un señor de 65 años se sentó a mi lado y me pregunta: -¿Cuánto vale el bus? ¿me dieron el vuelto bien?- evidentemente se le salía el olor a alcohol, pero como soy yo no puedo evitar hacer conversación con la persona que está a mi lado, entonces le dije que si, le habían dado bien el vuelto.

Se acomodo y me volvió a decir: -¿Le puedo confesar algo?- seguidamente yo le respondí que sí y me dice el señor –Vieras que soy alcohólico- (evidentemente ya me había dado cuenta) lo mas gracioso fue cuando me dijo: -yo soy alcohólico, pero no soy de esos borrachos necios que molesto a la gente- y en eso pasó durante todo el viaje de Heredia a San José.

Fue súper divertido porque me empezó a contar de su vida y se emocionó montones cuando adivino mi edad y cuando me di cuenta ya traía una charla con él.

En teoría el iba a San José a intentar cambiar un billete de 10 lempiras que le habían regalado para seguir tomando.

Lo que me pareció interesante fue que al final del viaje el me agradeció por mi amabilidad de haberle hablado durante todo el viaje, porque según él, no es cualquiera el que tiene la amabilidad de hacerlo. Un viejito interesante, lastima que esté en el vicio del alcohol. A bueno y me agregó lo mucho que ama a su esposa que a pesar de que no tienen una “unión física” como me aclaró él, aún conservan su unión sentimental.

Al final se bajó del bus y se fue rumbo al Banco de Costa Rica a cambiar sus lempiras.

Cambiando un poco de tema, no puedo evitar poner esto acá… fue uno de los momentos más divertidos de mi vida, no podía dejar de reír, como me gusta esta caricatura, “holaaaaaaaa enfermeraaaa”



3 comentarios:

Cristibel dijo...

Buen viaje!!! No es cualquiera el que tiene la paciencia de hablar con un borracho, tenés razón y un corazón de oro.

P.D.: Quiero ver tu trabajo final.

Anónimo dijo...

"A bueno y me agregó lo mucho que ama a su esposa que a pesar de que no tienen una “unión física” como me aclaró él, aún conservan su unión sentimental."
¿Qué le puedo decir? lo leo y solo puedo pensar en esto:
"Neguémonos
a ser tiempo en el espacio,
amémonos,
practiquemos el milagro
de ser uno y sólo uno,
mitad ángel, mitad diablo".

Cherrish dijo...

volvi