13.9.05

¿Será porque mi niñez sigue jugando en mi alma?


Hace unos días mi mejor amigo y yo estábamos hablando sobre nuestra niñez y lo cómico que es ver a las personas escuchándonos con asombro mientras contamos todo lo que hacíamos en nuestra infancia, como si fuera extraña, aunque pensándolo bien si lo es.

Lo curioso es que a veces no logro recordar todo, sino que tenemos que estar los tres principales que éramos Michael, Diego y yo, para recordar todas las tonteras.

Teníamos una buena imaginación, tanto así que todo mundo estaba alrededor de nosotros para ver con que salíamos nuevo.

Todo empezó a los 9 años cuando me hice amigo de Michael y a los 11 de Diego, lo primero que hicimos los tres juntos fue un supuesto club, se llamaba “Los Pigmeos”.

Al tiempo inventamos un juego que se llamaba “Aquello” el cual tenía una serie de reglas, se marcaba el terreno, era como una combinación de volleyball, balonmano y fútbol. Primero estábamos solo nosotros tres y poco a poco se fue metiendo mas gente y al final hasta campeonatos habían en el barrio.

También hicimos un supuesto “Circo” el cual tuvo tanto éxito entre los niños del barrio que terminamos cobrando y ganamos bastante dinero. Lo mejor es que todo era improvisado, solo algunos trucos de magia que estaban planeados y que los copiábamos de un libro de trucos. Recuerdo que un acto que yo hacia era brincar la cuerda con los patines puestos… que loco.

Al final recuerdo que hasta las mamas pagaban para entrar a ver mientras toda la cochera de la casa de Michael estaba llenas de sabanas para que nadie viera el show sin pagar.

Luego a los años, empezamos a aprender a tocar guitarra y eso llevó a que hiciéramos un grupo, pero no un grupo cualquiera, sino los famosos “Los Zepoles” ¡así como se escribe! El cual lo que hacíamos era cambiarle las letras a las canciones, como por ejemplo “When I come Around” de Green Day se llamaba “Huele a camarón” o “Personal Jesús” de Depeche Mode era “El trono personal” un poco de yeguadas de esas, al final la gente grababa los casete con todos los éxitos.

Lo increíble era que habían cientos de canciones inventadas con letras estupidas (lógicamente) pero graciosas y recuerdo en el colegio a la gente escuchándonos en el walkman.

Además hacíamos música original, jajaja, con el Tío Pancurolo, personaje del Los Zepoles, el cual tenía sus propios discos de aventuras cantadas por nosotros, también “documentales” que hacíamos del éxito alrededor del mundo, jaja, y eso es lo que me acuerdo de momento, pero la historia continua.

También recuerdo cuando supuestamente éramos un grupo de la iglesia, solo para tener todo el equipo y poder ensayar las varas de nuestro grupo, y no poníamos a tocar Nirvana, Metallica, Green Day, Off Spring en media iglesia… jaja que blasfemos.

Que lastima que no recuerdo en este momento las tantas cosas que hicimos, pero bueno, definitivamente algún día Diego, Michael y yo tendremos que escribir un libro sobre nuestras aventuras. Pero definitivamente es mejor vernos a los tres contando todo.

Ahí les dejo una foto a honor de mis amigos, esa foto fue hace como 6 años calculo yo teníamos entre 17-18 años y en ese momento era nuestro grupo, digamos que ya un grupo de verdad y se llamaba Karma. De izquierda a derecha el primero soy yo con mi lindo bajo y con el pelo corto, jaja me veo tan diferente ahí, luego Fabián, el se unió a nuestro grupo de amigos años después, luego el famoso Michael y por ultimo don Diego, me encanta la cara de estupidos que tenemos todos, creo que ya no nos debemos ver tan mal ;) .

Algún día postearé algunos de los mp3 de nuestras grabaciones caseras.

3 comentarios:

astrochango dijo...

Claro mae... lleguele a los Mp3's. Yo tambien tuve grupillos... El primero se llamaba "Half Gays", jajaja, no porke fueramos medio playos ni nada... pero nos daba gracia... despues vino "The Housekeeping Band" y "Chivas Maskin"... jajaja, porke todos nos dejabamos las chiva, y todos nuestros instrumentos tenian algun remiendo hecho con Masking Tape... por lo menos uno... jajaja, ke buenos tiempos akellos... hace dias ke no toko

Marie dijo...

jejeje...me recordó un montón mi infancia q también estuvo llena d creatividad, imaginación y tonteras. Ahora pagaría x tener esa creatividad jajaja

Pura vida!

akxi dijo...

JAJAJAJA!!! q bueno! paso a saludar y me encuentro con esa anecdota!, opino igual q astrochango: lléguele a los MP3, qdé con ganas de saber +...

Saludos!