16.4.07

Volar, volar...

Todo empezó con un miedo increíble por montarme al avión. Llegué tres horas antes como me solicitó la gente de Taca. Corrí, porque no estaba seguro de si me iban a dejar pasar el bulto como “maleta de mano” (llevaba muy poco, solo un bulto para todo el viaje) y entonces compré un candado que al final me salió carísimo, pero en fin, ya tenía mi candadito (al final me sirvió).

En el bus iba pensando: “Estoy haciendo una locura”. Iba súper asustado, no quería llegar al aeropuerto.

Llegué al aeropuerto y estaba un poco desubicado porque nunca había hecho estos trámites, pero tranquilamente me acerqué a Taca y ya había adelantado el “check-in” entonces todo fue muy rápido, además mi bulto pasó como “maleta de mano”, así que todo más sencillo.

Me fui a la revisión y a migración e igual, fue súper rápido y pregunté: "¿Ahora?" Y me dijeron que ya solo tenía que esperar en la puerta de abordaje.

Aún faltaban dos horas y media y pensé que iban a ser estresantes por el tiempo que tenía que esperar, pero todo tranquilo. Esto hizo que me calmara un poquito más y me puse a leer el periódico, por dicha también el celular me mantuvo distraído.

Después de un rato escuché el típico sonidito de los aeropuertos anunciando mi vuelo y me dirigí a la fila, entré al avión y me senté con una ansiedad increíble. Quería que saliera lo más pronto posible.

Todo para mí dentro del avión era nuevo, así que tocaba todo, vi todo, hasta leí el manual de seguridad del avión, todo me parecía muy interesante.

Luego de un rato de estar sentado, noté que nadie se sentaba a mi lado ni en los asientos de atrás ni en los de adelante, en fin, pensé que la gente iba a llegar tarde.

Me puse los audífonos mientras me quedaba viendo como idiota por la ventanilla y empezó a llover un poco.

Cerraron el avión y me di cuenta que muy pocas personas iban a tomar el vuelo y mejor para mí porque me podía acostar en todos los tres asientos.

El viaje se atrasó como treinta minutos por unas supuestas avionetas que estaban estorbando en la pista.

Estaba impaciente, quería que ese avión saliera, quería salir de esa incertidumbre de sentir la experiencia de volar, pero el tiempo pasaba tan lento.

Se escuchó la voz del piloto, que anunciaba que pronto empezaría el vuelo y solicitó a todos abrocharse el cinturón. Yo estaba todo feliz porque pensé que ya íbamos a salir, pero no, duramos como 10 minutos más que se me hacían eternos.

Al fin el piloto solicitó a la tripulación que tomaran sus posiciones y el avión empezó a caminar más rápido, ya yo estaba preparado, nervioso pero preparado, pero no… el avión no quería salir, dio como vueltas por todo el aeropuerto y no salía el cabrón.

Al final se puso en cierta posición y ¡salió al fin! Yo veía como poco a poco me pegaba al asiento del avión y el bicho tomaba velocidad y todo se movía más rápido y se empezaba a elevar. Fue grandioso, me encantó yo iba como idiota sintiendo esa sensación y estaba pegado a la ventanilla viendo todo.

El avión empezó a girar y yo iba reconociendo lugares, ahí estaba Forum, ahí estaba Multiplaza, ahí estaba ¡mi trabajo! Fatal, hasta mi trabajo reconocí desde el aire, como está al frente del Paseo de las Flores fue fácil identificarlo..

De un pronto a otro para mi desgracia, entramos en una nube la cual no salimos hasta como dos horas después.

Como iba tan cómodo y empezaba la película, agarré todas las almohaditas que estaban a mí alrededor e hice una camita en todos los asientos y me senté relajadamente a ver la película mientras miraba un espectacular atardecer desde las alturas.

En realidad volar fue bonito, me gustó mucho y veo que llevó escrito un poco y no he contado nada, así que creo que contaré la historia a partir del descenso en Lima en adelante para no cansarlos con un solo post que sin querer lo hice enorme.

Trataré la próxima de ser menos descriptivo.

15 comentarios:

maya dijo...

No hay nada peor que esperar en un avión... ;)

el chavalo dijo...

Hey, y que pasó con la señorita que ibas? Donde la dejaste?

Jaqui dijo...

Estuve con vos en el viaje (o en la salida por lo menos)...unos días después, pero leyendote, te aseguro que casitico estuve a la par tuya...suerte!

Ventolin dijo...

si volar es bonito.. siempre y cuando uno no ande muy loco y se le meta que se va a estrellar o sea, el "mal ride".

Oskr dijo...

que interesante, yo en un avión nunca he estado pero el papa de una amiga tiene una avioneta y ahí si me he montado. Pero el señor es muy buen piloto por lo que empieza a jugar con la avioneta y se hace para todo lado, vueltas, etc. Es una emoción impresionante. Me alegro que por lo menos en el despegue te haya ido bien. Saludo mop.

Gla´s dijo...

me gustó que fuera tan descriptivo la verdad ;)

que simpático, la primera vez que me monté en un avión (y la única hasta ahora), estaba haciendo tanto "tonto" que ni miedo me dió, solo cuando sentí el vacío en mi estómago con el despegue... wiiii

jaja saludos niño soñador

Un Maesillo dijo...

de hecho mae (sorry que el comment np tengo nada que ver con la entrada) el ácido lisérgico es la sintetizacion del activo de un hongo que se come el centeno, asi que es natural!!

Señora Lechuguita dijo...

Joder, creo que nos ha quedado a todos muy claro como fue el viaje de ida. Me imagino que ya estás en Perú, así que disfrutalo mucho y cuida mucho mi país porque sino haremos que parezca un accidente, que yo soy de la mafia bloggera. Es broma, claro está. Nos leemos!

El Mostro dijo...

Yo volé algunas veces por el laburo. Y la verdad me descilusionó. Es más emocionante tratar de subir al bondi (omnibus o colectivo) a las 18 horas o viajar en el 159.
A menos claro que te agerre una tormentita..
¿A Perú? ¡Que lo disfrutes! Saludos desde Mosterio.

Cristibel dijo...

CARDAMOMO E HILAL EN VIVO... Más info en www.cristibel.blogspot.com

Ariel González Dévoli dijo...

A mi me da tanto miedo volar, pero después se me pasa. Cuando estoy en el aire se me pasa. ¿Estás leyendo Un Mundo Feliz? Gran libro.

K-ti-K dijo...

uy q dicha q te fue bien!!!! =)
Es lindisimo volar a mi me encanta!
excepto la tipica turbulencia entre CR y Panamá... q le da un poco de emocion al despegue y aterrizaje jajaja mas cuando se hace escala en panamá...
bueno pero apurate a contarnos mas... q queremos saber como estuvo todo! pongale pongale!

Edmundo Dantés dijo...

Hola. Yo he tenido la oportunidad de viajar bastante por el trabajo y casi siempre en avión. Las primeras veces iba justo como tú, mirandolo todo y emocionado de todo. Ya después se va pasando un poco. Pero eso si, esa sensación en el despegue, la emoción de verlo todo desde arriba, el "Wiiiiii" como los niños... No se me quitaron. Afortunadamente.

Me encantó el relato, especialmente lo descriptivo.

Saludos!

Carlos Guzman dijo...

ese no es un avión de TACA (los A320 o A319 no son de 4 turbinas... :-( )

pero bueno, la experiencia de volar es de lo mejor que hay!

saludos!

Onironauta dijo...

jaja carlos, esa foto fue ilustrativa ;) además yo de aviones no se ni pi... jaja